Recetas de cocina Chefuri.com




Tarta de kiwi con crema pastelera



Ingredientes

      Bizcocho:
      125 g de azúcar
      3 cucharadas de harina
      3 cucharadas de maizena
      4 yemas de huevo
      3 claras de huevo
      1 pellizco de sal
      media cuchara (de moka) de extracto de almendras amargo

      Crema pastelera:

      100 g de nata montada
      3 kiwis
      2 vasos (de los de vino) de leche
      2 cucharadas soperas de azúcar
      2 yemas de huevo
      1 clara de huevo
      1 cucharada rasa de maizena
      media cucharada sopera de harina fina
      media cucharada (de la de moka) de esencia de almendras o un poco de vainilla
      1 pellizco de sal

Preparación

Comenzamos haciendo el bizcocho, para un molde de 22 cm. En un cuenco se ponen el azúcar y las yemas. Se mezclan con unas varillas hasta que quede espumosa. Se añade la esencia de almendras y las dos harinas. Se pone en el molde, previamente untado de mantequilla o margarina y enharinado ligeramente. Se mete al horno con calor mediano, encendiendo éste en el momento de meter el bizcocho, y se tendrá más o menos 45 minutos, hasta que esté bien dorado. Sacar, volcar en una rejilla y dejar enfriar.

Se pone a cocer la leche con la cucharada de azúcar. En un cuenco se ponen las yemas, el azúcar restante y la harina mezclada con la maizena. Se mezcla con unas varillas. Cuando la leche empiece a cocer, se vierte un poco en el cuenco, y después de revolver se vierte todo su contenido en la leche. No se dejará de dar vueltas hasta que la crema cueza un par de minutos y se haya espesado. Se montará a punto de nieve firme la clara (con un pellizco de sal) y se incorporará a la crema cuando ésta esté completamente fría.

Se corta entonces el bizcocho en dos partes. Se cubre la parte de abajo con la crema, se cubre ésta con unas rajitas de kiwi finas. Se coloca la segunda parte del bizcocho encima y se baña ligeramente con siguiente preparado: en un cazo, hervir un vaso (de vino) de agua, medio vaso de ron y 125 g de azúcar durante 12 minutos. Se echa este almibar por encima del bizcocho, pinchando la superficie para que el baño penetre bien. Se cubre el bizcocho con otra capa de rajitas de kiwi y, metiendo la nata en la manga pastelera, se hacen unos bonitos adornos a la tarta. Se mete un par de horas en la nevera antes de servir.



263 votos